Como Trabajador Autónomo Independiente o Freelance, se tiene la posibilidad de ganar mucho más dinero que trabajando como empleado de una empresa, si somos competentes y organizados. Una de las mejores cosas, además de que no tenemos ningún jefe que nos mande y controle, es poder sentir que todo lo que hacemos es nuestro. Un profesional independiente o Freelance está en la misma posición que un empresario o comerciante, ya que ofrecemos un servicio de calidad-precio, pero no tenemos que repartir los ingresos con los empleados.